ACTUALIDAD
NACIONALES El campeonato federal del asado lo ganó la provincia de Santa Fe
Santa Fe Agredieron a un colectivero de la Línea 18 en pleno centro
Internacionales Ataques en Alemania y Finlandia dejan al menos tres muertos
Córdoba Un policía santafesino fue detenido por la muerte de su pareja
Policiales Investigan un atentado explosivo en una sede de Gendarmería en la ciudad de Córdoba
Política Fuerte respaldo del BM a Macri: "Creemos que las reformas van en la dirección correcta"

Murió el varón más viejo del mundo, un sobreviviente del Holocausto judío

Israel Kristal falleció a los 113 años y su nombre integra el Libro Guinnes. Estuvo en Auschwitz y el nazismo le mató a su esposa y dos hijos.

Internacionales
SÁBADO 12 DE AGOSTO DE 2017

El hombre hasta ahora más viejo del mundo, un superviviente del Holocausto de 113 años, murió ayer en Israel, según confirmó su hija a la agencia DPA.

Israel Kristal falleció en Haifa, confirmó Schulamit Kristal Kuperstoch. En marzo de 2016 había sido declarado como el hombre más longevo del mundo por el Libro Guinness de los récords.

Kristal nació el 15 de septiembre de 1903 en el pueblo polaco de Zarnow.

Aseguraba que vio con sus propios ojos al emperador Francisco José I de Austria, antes de que estallase la Primera Guerra Mundial en 1914.

Siendo todavía joven se trasladó a Lodz para trabajar en el negocio de dulces de la familia.

"Era una trabajo corporal duro, arrastraba sacos de azúcar de 25 kilos", contó en una ocasión al diario israelí "Haaretz".

En 1944 fue deportado al campo de exterminio nazi de Auschwitz y durante el Holocausto perdió a su primera mujer y a dos hijos. No le gusta hablar de aquella época traumática: "Se podrían escribir dos libros de cada día pasado allí", decía.

En 1950 emigró a Israel y se instaló en Haifa con su segunda mujer y un hijo y volvió a trabajar en el negocio de los dulces.

Deja varios hijos, nietos y bisnietos.

En 2016, celebró su Bar Mitzvah, la ceremonia judía que marca el paso a la madurez religiosa y que no puedo festejar en su momento debido a la Primera Guerra Mundial.

Kristal no tenía una receta para tener una larga vida. "Cada cual tiene su propio destino. Es un regalo del cielo. No hay secretos", dijo hace cinco años a "Haaretz".

¿Se debía su longevidad a una dieta especial? "En el campo (de Auschwitz) no siempre había algo que comer. Comía lo que me daban", contestó.

El centenario explicaba que comía para vivir, y no al contrario. Tampoco necesitaba mucho, todo lo que fuese demasiado no podía ser bueno, creía.

Pese a las penurias que pasó, el mundo de ahora le gustaba menos que el de antes.

"No me gusta que haya tanta liberalidad. Hoy está todo permitido", aseguraba.

La familia de este judío practicante que nació el 15 de septiembre de 1903 en Zarnow, en la actual Polonia, no pudo ser contactada el viernes por la tarde, a causa del sabbat, día sagrado de la semana.

"Yisrael Kristal murió el viernes un mes antes de su 114º cumpleaños", indicó el diario israelí Haaretz en su edición en línea.

El Guinness de los Récords lo había reconocido como el varón más viejo del mundo en marzo de 2016.

La decana de la humanidad es una jamaicana, Violet Brown, nacida el 10 de marzo de 1900, de acuerdo con el Gerontology Research Group, un centro de investigaciones estadounidense que busca y certifica a las personas más ancianas del planeta y cuyas afirmaciones a veces chocan con las de ancianos indocumentados que dicen ser más viejos.

Esas historias suelen aparecer tanto en lugares de Occidente como orientales.

Según la página de información Ynet, Kristal deja dos hijos, nueve nietos y 32 bisnietos.

En septiembre de 2016 había celebrado su Bar Mitzvah, una de las ceremonias más importantes en el judaísmo, ya que no había podido hacerlo un siglo antes.

Kristal sobrevivió a la Primera Guerra Mundial y vivió en Lodz, en la recién independizada Polonia, hasta la invasión nazi en 1939. Fueron desplazados a un gueto de la ciudad y, cuatro años más tarde, lo enviaron a Auschwitz.

Según el libro Guinness, cuando los Aliados liberaron los campos de concentración, Yisrael apenas pesaba 37 kilos.

Fue el único superviviente de su familia y emigró a Haifa, en el norte de Israel, con su segunda esposa y su hijo en 1950. Allí mantuvo la próspera empresa de dulces hasta que se jubiló.

Fuente: La Capital

× Inicio Deporte 9 Locales Regionales Nacionales Internacionales Policiales En Estudios Servicios Historia Programación Publicidad