Enviá tu WHATSAPP a la radio

ACTUALIDAD

Policiales: Robaron en la casa del Intendente de Recreo Omar Colombo | Locales : Secuestraron un celular en la celda de Baldomir | Nacionales : Un turista murió tras ser atacado por tres perros pitbull en Miramar | Política: Lavagna apuntó a dirigentes y a medios por la polarización |

 En vivo

Radio LT9

Es Viral

La increíble historia del líder de Los Palmeras y su hermano

Marcos Camino recién se enteró a los 20 años que su hermano era la persona menos pensada.
MARTES 18 DE JUNIO DE 2019

A base de décadas de trabajo, y a varios hitazos, Los Palmeras lograron convertirse en la banda de referencia de cumbia santafesina en todo el país. Ahora volvieron a ser noticia, pero no por su música, sino por una entrañable historia de película que involucra a su líder, el bandoneonista Marcos Camino.

Desde los 9 años Marcos es amigo de Miguel. Siempre se sentaron juntos en el colegio, ambos eran fanáticos de Colón y les encantaba la música. Uno tocaba el acordeón, otro la guitarra, y se complementaban con el canto.

Marcos había vivido con su papá hasta los cuatro años, y desde entonces mantuvo la relación a distancia y fue criado por su mamá. Por su parte Miguel siempre vivió con su mamá y con la pareja de ella, que cuidó de él como si fuera su propio hijo.

A los 15 Miguel empezó a buscar a su verdadero padre, pero recién a los 20 tuvo la respuesta. Un día Máximo, papá de Marcos, le pidió que se acercara a su remisería porque tenía un trabajo para él. Pero en realidad lo había convocado para otra cosa: ahí mismo le dijo a Miguel que era su padre, y por ende Marcos era su hermano.

Shockedo por la noticia, Miguel se fue a Buenos Aires. Marcos se enteró de lo mismo al otro día, y cuando quiso buscar a su hermano no lo encontró. Tuvo que pasar un año hasta que se volvieron a ver. Para entonces Marcos ya se había dedicado a la música, y su hermano de sangre decidió que era momento de ir a verlo. Fue hasta el boliche donde tocaba, y tras el recital, lo abrazó sin mediar palabra.




“Fue muy extraño porque nosotros siempre bromeábamos que como amigos teníamos tantas cosas en común que parecíamos hermanos. Ese abrazo de reencuentro fue, de alguna manera, un abrazo con la vida”, dijeron a Clarín. Tiempo después murió el padre de ambos, aunque su relación de hermandad nunca pudieron plantearla en sus respectivas casas.

El destino les dio diferentes rumbos. Miguel se quedó en Buenos Aires y se dedicó al rubro textil. Tiene un hijo que es músico y cuyo ídolo es su tío. Marcos triunfó con Los Palmeras y ahora se propuso componer una canción que cuente esta historia, y a la que tituló “Rama de un mismo árbol”.

Fuente: Vía País

NOTICIAS RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter