Enviá tu WHATSAPP a la radio

ACTUALIDAD

Locales: Dengue: el pico de casos llegaría en la segunda quincena de febrero | Regionales: Secuestraron 18 celulares y 13 "chuzas" en la cárcel de Coronda | Política: El gobierno oficializó aumentos salariales para el personal de las Fuerzas Armadas | Economia: Argentina lograría la segunda mejor cosecha de su historia | Política: Alberto Fernandez viaja este miércoles a Europa | Economia: El BCRA ratificó la flotación administrada y la asistencia al Tesoro | Información General: Murió Juan Carlos Acosta, ex bailarín de ShowMatch | Fútbol: El Sub 23 le ganó a Ecuador y se clasificó al cuadrangular decisivo para ir a Tokio 2020 |

 En vivo

Radio LT9

Opinión

"Un día como hoy de 1960 nacía la magia en el fútbol"

— Por Hugo Sánchez

MIÉRCOLES 30 DE OCTUBRE DE 2019

Un día como hoy de 1960 nacía la magia en el fútbol... Como un guión para el mejor director de una película atrayente. En una villa ecléctica y apesadumbrada por los pesares que la vida descargaba en sus habitantes. Un Rayo misterioso asomó a las 7 de la mañana para alumbrar en el mundo del fútbol un camino diferente. Un camino por el que iba a transitar un Dios pagano e incontrastable, que sacudiría todos los estratos futboleros sin ninguna dimensión a tener en cuenta y que mostraría la estirpe más elevada que un jugador de fútbol pueda dar. 

Los nombres de Di Stefano, Pelé, Eusebio, Cruyff, Puskas y Beckenbauer se confundían en una marquesina elegante tratando cada uno de hacer valer su nombre a través de sus grandes aventuras futbolísticas. Pero el Dios pagano asomó su cabeza sobre todos y con una amplia sonrisa les mostró la más grande de las proezas y sus nombres quedaron eclipsados como por arte de magia.

El mundial juvenil 79 en Japón, el título con Boca, sus gambetas en Barcelona, su epopeya en Nápoles, la Mano de Dios fueron la antesala del momento cumbre en que el Dios pagano definitivamente fundó su propia Iglesia: la extraordinaria, inconmensurable, inigualable, irrepetible apilada a los inefables ingleses que derivó en el gol más lindo e importante de un Mundial, la cita máxima del balompié.

Las lágrimas después de la final en Italia '90 fueron y siguen siendo la esencia más indestructible que el fútbol tiene, socavando los negocios que siempre rodean al poder de este magnífico deporte.

Su vida particular es otra cosa... Pero el que este libre de todo que tire la primera piedra...

El fútbol le guarda el mejor lugar en el altar de los destacados. Su ejemplo lo dio a través de la pelota... Esa pelota, que según Diego, no se mancha...

OPINIONES RELACIONADAS


ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter