Enviá tu WHATSAPP a la radio

ACTUALIDAD

Locales: Más de 25 mil santafesinos regresaron del exterior en marzo | Regionales: En Cañana de Gomez, detuvieron a dos policías intercambiando cocaína | Economia: En medio de la pandemia, Argentina paga hoy deuda por US$ 250 millones |

 En vivo

Radio LT9

Opinión

Pasión devaluada

— Hugo Sánchez

MARTES 21 DE ENERO DE 2020

"Es imposible comprarse un traje si la plata no alcanza ni para el pantalón". La vieja sentencia del dicho popular, creada por la filosofía casera y acuñada por los sabios de la economía familiar, está diseñada a la medida de la actualidad que viven los clubes del fútbol argentino.

Los otrora "pases del año" o la contratación de figuras "que sacuden el mercado" han quedado en desuso en el lenguaje e ideario futbolístico.

Boca se pavonea con los nombres de Pol Fernández (nacido en sus canteras y desechado en su momento) y el colombiano Cardona, de un paso irregular por el club xeneize, tratando de darle un tinte de entusiasmo a las negociaciones sabiendo que el hincha espera ( o esperaba) otra cosa.

River se basa en su rica historia reciente y no incorpora a nadie, más allá de la salida de una de sus "joyitas" al fútbol alemán.

Racing, San Lorenzo e Independiente revuelven el mercado buscando jugadores de cabotaje, pagando como pueden y debiendo más de lo que pagan. Cito a los grandes para que el ejemplo sea más contundente. Los otros intensifican los grados de inteligencia para encontrar una ingeniería económica que les otorgue la posibilidad de encontrar refuerzos adecuados al momento que viven.

Entre esos "otros" están los equipos de Santa Fe, con sus objetivos diferentes a cuesta, tratando de congeniar ideas y dinero para alimentar a sus planteles.

El hincha sabalero, preocupado por el tema del promedio, observa que los nombres se achican en la misma proporción que se acerca el torneo. Quizás la llegada de Brian Fernandez le da un toque de optimismo que sirve al menos para la ilusión previa al inicio de la última parte de la temporada. Pero sabe también que el propio jugador deberá ahuyentar sus propios fantasmas. El resto de los nombres están a la altura de las circunstancias económicas. Lo que parecía un sacudón hasta ahora a quedado circunspecto a un empujoncito.

El hincha de Union, ávido de una buena imagen en la Copa Sudamericana, más después de lo hecho por Colon, ve como se deteriora el plantel ante la salida de nombres influyentes (Acevedo y Cavallaro) y la posibilidad que otros importantes dejen la institución. Por ello, las redes sociales se llenaron de frases disconformes con la CD rojiblanca. Salida de importantes y llegada de uruguayos que vienen a tentar su suerte e ignotos argentinos que nunca jugaron en la primera division de nuestro bendito fútbol.

¿Está bien o está mal? Digo simplemente que esta es la realidad que se vive y ante esta coyuntura poco se puede hacer. Está bien no malgastar ni seguir hipotecando al club. Está mal no poder incrementar el valor futbolístico porque esa es la premisa fundamental de todo equipo de fútbol.

La situación del país golpea a todos los sectores. El gobierno trata de arreglar lo destruido tomando medidas que achiquen el margen de error económico.

El fútbol, en nuestro país, siempre fue una isla que no se acomodaba a la realidad. Hoy parece que la crisis tapó la isla y todos buscan nadar a favor de la corriente.

Ojalá que esto sirva para que todos, especialmente los más "chicos", encuentren en sus canteras la solución final. Que el incremento del patrimonio se de desde sus raíces. Sería el gran ideal para que el futuro sea promisorio y la pasión no se devalúe.

OPINIONES RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter