Enviá tu WHATSAPP a la radio

EMERGENCIA SANITARIA CORONAVIRUS

UNIDOS: Vencemos al Coronavirus | CONSULTAS POR SÍNTOMAS SANTA FE: 0800 555 6549 | DENUNCIAS CUARENTENA SANTA FE: 0800 555 6768 | DENUNCIAS AUMENTO DE PRECIOS SANTA FE: 0 800 555 6768 opción 3 | VIOLENCIA DE GÉNERO SANTA FE: 0800 777 5000 | DENUNCIAS CUARENTENA EN ENTRE RÍOS : 0800-777-8476 | LÍNEA GRATUITA DE CÓRDOBA : 0800-888-0054 | INGRESO FAMILIAR DE EMERGENCIA: www.anses.gob.ar | EMERGENCIAS MÉDICAS: 107 | ASESORAMIENTO PARA ARGENTINOS EN EL EXTERIOR: +5491162717291 / +5491144113057 | ASISTENCIA A ADULTOS MAYORES Santa Fe ciudad: 0800 777 5000 |

 En vivo

Radio LT9

Opinión

El Estado presente

— Adrián Brodsky

MARTES 05 DE MAYO DE 2020

Ser intransigente en lo ideológico significa tener una línea de pensamiento inmodificable, que no acepta las opiniones o ideas de los demás, ni aún en circunstancias que ameritan flexibilidad y apertura en el razonamiento.

En este sentido, la intransigencia del pensamiento Neoliberal en referencia al rol del Estado en una sociedad determinada, conlleva la idea de la No intervención estatal en las vinculaciones humanas, siendo el Estado un mero observador de la realidad y apareciendo el “mercado” como regulador de las vinculaciones económicas, sociales y laborales, que se suscitan en la “libre” relación de los integrantes de la comunidad.

Aquellos que adhieren a la idea de un Estado abstencionista no ven con buenos ojos que, con los impuestos que todos pagamos, se puedan implementar planes y programas sociales para beneficiar y brindar protección a los sectores excluidos, ni ayudar a los jóvenes para equilibrar sus posibilidades de acceso a la educación.

Del otro lado, las ideas Progresistas o Populares propician un Estado absolutamente presente, con una intervención activa  y directa en todas las situaciones de desequilibrio y desigualdad que plantean los vínculos sociales, tendiendo a equiparar esas diferencias. Esta postura lleva consigo el riesgo implícito del asistencialismo extremo, sin el control estricto que requiere la provisión de ayudas alimentarias o económicas, a través de planes sociales a los sectores más necesitados.

En estos últimos meses las circunstancias cambiaron, el contexto es distinto y las posturas intransigentes también se  fueron suavizando.

La pandemia, el covid-19, el aislamiento social, preventivo y obligatorio, nos propone reformular conceptos, nos exige estar involucrados y flexibilizar posturas extremas.

 En este contexto de emergencia, el Estado es el mismo, pero la función de protección, asistencia y apoyo,  hoy es necesariamente reclamada y exigida no solo por los sectores más vulnerables, sino también desde otros estratos sociales.

 Con mucha razón en estos días la intervención del Estado es requerida, también, por los cuentapropistas, por los pequeños y medianos empresarios, por los comerciantes, por los profesionales liberales, por los monotributistas,  por los clubes de barrio, por los empleados de comercio, por los industriales y en general, por todos los trabajadores del país. 

Es por eso que las medidas adoptadas por el Estado Nacional y Provincial, para proteger a toda la población, aparecen como necesarias e indispensables. En este contexto, ha quedado atrás la discusión acerca de los “roles”. La opinión generalizada, entiende la necesidad imperiosa de un Estado fuerte para proteger a todos los ciudadanos.

Hoy en día, gran parte de la población comprende que quedar librado a las leyes del “Mercado”, en este contexto, es estar absolutamente desamparados.

Sea cual fuere la postura acerca del modelo de país que pretendemos, en estas circunstancias atípicas y extraordinarias, el Ingreso Familiar de Emergencia, la Tarjeta Alimentar,  los créditos a tasa cero , el pago del 50 por ciento del salario de los trabajadores privados, la disposición de precios máximos y  control en góndolas , el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, el congelamiento de tarifas, etc., son medidas indispensables,  que muestran un Estado operante en favor de la comunidad.

La pandemia a nivel mundial nos desafía a todos, deja de lado las posturas político - partidarias, nos exige estar a la altura de la circunstancias, nos obliga a entender que la intransigencia en materia ideológica, solo sirve para ampliar la grieta.

 Las circunstancias difíciles, complicadas como las que estamos viviendo nos permiten valorar, entre otras cosas, la necesidad de un Estado presente y activo, que nunca debe desinteresarse de cumplir su rol fundamental;  promover permanentemente con su acción el bienestar general. 

OPINIONES RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter