Enviá tu WHATSAPP a la radio

EMERGENCIA SANITARIA CORONAVIRUS

UNIDOS: Vencemos al Coronavirus | CONSULTAS POR SÍNTOMAS SANTA FE: 0800 555 6549 | DENUNCIAS CUARENTENA SANTA FE: 0800 555 6768 | DENUNCIAS AUMENTO DE PRECIOS SANTA FE: 0 800 555 6768 opción 3 | VIOLENCIA DE GÉNERO SANTA FE: 0800 777 5000 | DENUNCIAS CUARENTENA EN ENTRE RÍOS : 0800-777-8476 | LÍNEA GRATUITA DE CÓRDOBA : 0800-888-0054 | IINGRESO FAMILIAR DE EMERGENCIA: www.anses.gob.ar | EMERGENCIAS MÉDICAS: 107 | ASESORAMIENTO PARA ARGENTINOS EN EL EXTERIOR: +5491162717291 / +5491144113057 | ASISTENCIA A ADULTOS MAYORES Santa Fe ciudad: 0800 777 5000 |

 En vivo

Radio LT9

Opinión

El fútbol debe saber esperar

— Hugo Sánchez

MIÉRCOLES 22 DE JULIO DE 2020

La pandemia que sacude al mundo desacomodó todo lo normalmente establecido. Trastocó lo que nos llevaba por un camino absolutamente transitable, pese a situaciones adversas, y nos insertó en una sinuosidad ruinosa. Dentro de esta situación existen necesidades más imperiosas que otras, sobre todo aquellas que hacen a la economía personal y familiar y a lo que exige una calidad de vida honrosa que aún con desigualdades es indispensable para nuestra subsistencia.

El fútbol, que no está dentro de los grupos esenciales, ha entrado en nuestro país y en nuestra región en un frenesí de idas y vueltas y disputas que nos llevan a un estado complejo. El tironeo con las empresas encargadas de la televisación de los partidos, tanto a nivel local como internacional, que requieren una pronta reanudación del fútbol, empujados por los sponsors, ejercen una presión asfixiante. Por ello Conmebol ya ha anunciado con fixture, día y horarios incluidos, que la Copa Libertadores se reanudará en setiembre y la Sudamericana en octubre. Por ello también ahora se apura AFA para que en agosto retornen los entrenamientos, para luego lo más pronto posible se inicie la disputa de un torneo corto.

Está claro que todos los amantes del fútbol deseamos con ahínco que la pelota sea la protagonista fundamental en poco tiempo. Pero debemos entender que estamos en el momento más álgido del virus y que mientras ello ocurra es un desatino programar sin saber los resultados. Hasta es impropio e inentendible que vuelvan las Copas sin que en la mayoría de los países no se reanudaron los torneos locales. Es un contrasentido. Conmebol aprieta porque la televisión y los avisantes asfixian con sus pedidos, sin observar lo que en esta parte del mundo está ocurriendo.

Los europeos volvieron a la competición después de haber superado el pico máximo de infectados. Ese reflejo no puede ser contemplado por Sudamérica porque nosotros estamos en el momento más delicado y que aún no tiene fecha de desintegración. En nuestro país los más importantes infectólogos recomiendan prudencia y aguardar cierta normalidad para tomar una decisión definitiva con respecto a la vuelta del fútbol.

Mientras tanto, los dirigentes agobiados por la coyuntura y por el ente rector sudamericano, no reparan en los peligros y planean apurados un retorno que puede resultar negativo. Mientras tanto nos acostumbramos a escuchar día a día las muertes que se suman, impertérritos y sin darnos cuenta que esas personas que fallecen por el coronavirus nos indican la realidad incontrastable que vivimos. Muchos parecieran que se transforman en autómatas que solo observan lo propio sin importarle el que tiene a su lado.

Por ello entonces, quienes tienen la responsabilidad de conducir ciertas partes de esta gran sociedad, como por ejemplo el bendito fútbol, deben adecuarse a las necesidades sanitarias del momento y no tomar decisiones que sirven solo para conformar a quienes detentan el poder en detrimento de su propia salud y de la de todos.

Entiendo que la economía es un gran sostén para la sociedad. Que estamos padeciendo una situación difícil y abrumadora. Que inclusive, lo que está ocurriendo seguramente marcará a fuego nuestro futuro. Los más necesitados son los que más sufren. Y ellos deben ser los primeros en ser socorridos. La angustia y la desazón nos ganan por momentos. Pero está claro que la única forma de paliar esta realidad es cuidarnos entre todos, algo que repetimos constantemente, pero que no todos entienden.

Amo el fútbol. Es una parte de mi vida. Confieso que desde hace tres meses me está faltando algo importante. Pero también comprendo que para recuperar parte de lo perdido debemos ser solidarios. Debemos pensar en todos y no solamente en uno. El clásico "si a mi no me pasa no me comprometo" debe ser sepultado.

El sistema del fútbol maneja pasiones, pero esencialmente muchísimo dinero. Es un gran negocio al que muchos deben responder para que la rueda no se empantane. Pero deben entender que hoy el mundo entero y los distintos estamentos sociales y económicos están colapsados. Y no debe haber prioridades para nadie. Solamente coherencia. Pareciera, algo muy difícil de conseguir.

OPINIONES RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter