Enviá tu WHATSAPP a la radio

EMERGENCIA SANITARIA CORONAVIRUS

UNIDOS: Vencemos al Coronavirus | CONSULTAS POR SÍNTOMAS SANTA FE: 0800 555 6549 | DENUNCIAS CUARENTENA SANTA FE: 0800 555 6768 | DENUNCIAS AUMENTO DE PRECIOS SANTA FE: 0 800 555 6768 opción 3 | VIOLENCIA DE GÉNERO SANTA FE: 0800 777 5000 | DENUNCIAS CUARENTENA EN ENTRE RÍOS : 0800-777-8476 | LÍNEA GRATUITA DE CÓRDOBA : 0800-888-0054 | INGRESO FAMILIAR DE EMERGENCIA: www.anses.gob.ar | EMERGENCIAS MÉDICAS: 107 | ASESORAMIENTO PARA ARGENTINOS EN EL EXTERIOR: +5491162717291 / +5491144113057 | ASISTENCIA A ADULTOS MAYORES Santa Fe ciudad: 0800 777 5000 |

 En vivo

Radio LT9

Exclusivo LT9

La Corte Interamericana de Derechos Humanos desestimó las denuncias sobre las embarazadas escondidas en Formosa

El organismo internacional levantó las medidas cautelares que pesaban sobre la provincia norteña porque no pudo corroborar las denuncias que circularon por algunos medios de comunicación.
JUEVES 15 DE JULIO DE 2021

Tras un exhaustivo trámite que requirió varios informes elaborados por las autoridades de Formosa y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, entre otros organismos nacionales, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) dio a conocer una resolución en la que decidió levantar las medidas cautelares que había dictado el 16 de abril pasado. 

La decisión de la CIDH fue adoptada por unanimidad el domingo 11 de julio, y fue comunicada al Estado a última hora del martes 13 pasado.

"En su resolución, la CIDH reconoce que el marco fáctico que había valorado para dictar las medidas cautelares no se verificó durante el trámite internacional. En otras palabras, que la gravísima denuncia internacional formulada por el dirigente indígena Félix Díaz y Santiago Cantón, no logró demostrar situaciones concretas de mujeres embarazadas que no contaran con la atención médica adecuada, que estuvieran escondidas en el monte por miedo, amenazas u hostigamiento en su contra, o mucho menos que existieran casos de bebés separados de sus madres al nacer", comunicó la Secretearía de Derechos Humanos a través de un comunicado.

La Comisión también cuestionó la falta de colaboración de los peticionarios en brindar información precisa que permitiera identificar a las mujeres a las que supuestamente se buscaba proteger; y valora de modo positivo el esfuerzo desplegado por el Estado para verificar si había alguna persona que no estuviera recibiendo la atención médica correspondiente.

“La Comisión observa que el Estado ha proporcionado soporte documentario que hace referencia a las atenciones en salud que las beneficiarias habrían estado recibiendo durante su estado de embarazo, según corresponde. (…) [L]a Comisión observa que la representación no ha brindado soporte documentario alguno que permita indicar que, incluso después de su embarazo, las personas beneficiarias se encuentren en una situación de riesgo (…). En tal sentido, no se ha proporcionado información que indique, por ejemplo, que el Estado les venga negando atención en salud o la atención en salud que recibirían actualmente no sería idónea o efectiva según lo que prescriban los médicos competentes”, se puede leer en el texto.

Y prosigue la resolución: “Si bien la representación ha continuado afirmando que existe “temor”, “amenazas”, “persecución”, entre otros, la Comisión no advierte información concreta respecto de cada una de las 7 mujeres beneficiarias que indique, por ejemplo, una amenaza concreta o sostenida en contra de ellas, o inacción del Estado de brindarles atención médica, o que la atención médica haya sido negada atendiendo su situación actual. La información disponible tampoco indica que el Estado se haya negado a brindarles algún tipo de protección en caso de que tales situaciones eventualmente se presenten. Por el contrario, la información disponible indica que las mujeres embarazadas dieron a luz y no se cuenta con elementos que indiquen que hubo hostilidad o agresiones durante el proceso de parto o situaciones similares como las que la representación informaba de manera previa al otorgamiento de las medidas cautelares”

La palabra de la fiscal de Estado de Formosa, por LT9

"Es una lucha muy grande de una provincia que es atacada permanentemente con todo tipo de tergiversaciones. Durante meses tuvimos estas denuncias mediáticas permanentes, donde denostaban a la provincia, a sus planes y a todo el trabajo que se hace con las poblaciones indígenas", sostuvo en diálogo con LT9 la fiscal de Estado, Setlla Maris Zabala, sobre el hecho.

Y agregó: "Ha sido muy duro esto porque es muy difícil contrarrestar desde el lugar donde estamos, un ataque sistemático y permanente de los medios. La gente que vive acá conoce la realidad, el trabajo y la forma de vida. Pero a los que viven en otros lugares, que nos preguntan personalmente qué es lo que pasa, se nos torna difícil explicar cuando uno ve ese ataque con fotos y cosas".

"La CIDH levantó las medidas cautelares, esto significa: primero, que cuando la Comisión ordena medidas a la provincia y al Estado nacional lo hace en prima facie valorando elementos no de forma exhaustiva. Pero cuando las levanta, lo hace luego de un estudio exhaustivo de las condiciones y de la situación. Esto no lo decimos nosotros, ni el Gobierno formoseño", enfatizó Zabala.

La nota completa




Antecedentes del trámite internacional
La denuncia internacional había comenzado el 12 de marzo de 2021, con una solicitud de medidas cautelares firmada por el dirigente indígena Félix Díaz y el ex secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires durante la gestión de María Eugenia Vidal y ex secretario ejecutivo de la CIDH, Santiago Cantón, en favor de unas 86 mujeres indígenas del oeste de Formosa que, según los solicitantes, experimentaban “temor fundado” de distintas vejaciones, y otras 13 personas que las protegerían. En su resolución del 16 de abril, la CIDH ya había descartado la existencia de un patrón de cesáreas forzosas, separación de madres de sus hijos y otras alegaciones del mismo tenor, desacreditando así las denuncias relacionadas con violaciones de derechos humanos generalizadas en Formosa.

En aquella oportunidad, sin embargo, el organismo regional concedió la medida de protección respecto a siete mujeres, sin siquiera permitir al Estado brindar ningún descargo en relación con la veracidad de lo afirmado y sin conocer sus nombres y localización precisa con anterioridad al dictado de la decisión.

Mediante la resolución del 11 de julio, la CIDH resalta que, tras evaluar la información aportada por el Estado, tampoco se verificó ninguna amenaza concreta ni falta de atención médica en el caso de las siete mujeres indígenas sobre las que se concedió la medida. Por eso decidió cerrar el trámite internacional.

NOTICIAS RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter