ACTUALIDAD
Economía La campaña 2017/18 de trigo alcanzó las 17 millones de toneladas y marcó nuevo record
Información general Al menos 120 personas fueron evacuadas por las lluvias en Chaco
Política El Gobierno lanza plan alimentario para contener protestas sociales
Economía Las ventas con tarjetas crecieron por encima del 30% durante 2017
Política Macri inicia agenda internacional con una gira por Rusia, Suiza y Francia

Quinquela Martín, el más vendido en 2017

Hace años que las ventas de remates en Buenos Aires tienen al Arte de los Argentinos como protagonista, y son sus mayores ventas.

— Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Arte
MARTES 02 DE ENERO DE 2018

Hace años que las ventas de remates en Buenos Aires tienen al Arte de los Argentinos como protagonista, y son sus mayores ventas. El arte Europeo del Siglo XIX era la figura hace 40 años pero ya pasó su cuarto de hora, los muebles de calidad tampoco aparecen y la platería europea no se valoriza y la criolla tiene menos interesados que hace décadas, sí en cambio hay un buen mercado para los libros antiguos.

La figura del mercado argentino es la obra de Benito Quinquela Martín, sin duda el más popular y deseado de nuestros artistas, fueron 40 las pinturas que se vendieron en el año, y siempre con intensa puja, también se han vendido muy bien sus aguafuertes que considero una buena inversión sin duda, ya que los valores están en menos de mil dólares. Otra estrella del mercado es Raúl Soldi, de quien se vendieron 50 pinturas, aunque no se ofreció ninguna de gran importancia, que suelen superar los u$s 100.000.

El otro muy buscado y ofrecido es Antonio Berni y este año se valorizaron mucho sus grabados, se vendieron 33 gofrados, técnica con la que conquistó numerosas bienales internacionales. Si algo caracterizó al 2017, fue la escasa oferta de obras de calidad, solamente se destacaron las de la sucesión del recordado Carlos Lynch que fueron intensamente pujadas y con valores internacionales en Bullich.

Si excluimos a Lucio Fontana de las ventas argentinas, la más cotizada este año fue una obra de Luis Tomasello, que fue vendida en un remate de Arte Contemporáneo de Sothebys y sin duda que su nacionalidad no influyó en el precio. El Prilidiano de la Colección Lynch fue el segundo gran precio y en Londres se vendieron dos obras iconográficas de Rugendas con temas chilenos que superaron sus bases en Christies y lograron cerca de u$s 300.000. Phillips, que es la tercera casa de subastas más importante del mundo, colocó en buen precio una escultura en alambre de León Ferrari.

El Quinquela más cotizado era también de Lynch y de una calidad superior, muy buena compra sin duda en la Casa Bullich, lo mismo que otro vendido por Juan Antonio Saráchaga. Martín, su sobrino, realiza muy buenas subastas y con gran cantidad de obras, su mayor precio fue una típica "Niña" del recordado Antonio Berni. No aparecen obras de Emilio Pettoruti en el mercado y una de su último período se vendió muy bien en el exterior. Curioso y muy pujado fue un sensual y atípico desnudo de Severo Rodríguez Etchart.

Siempre las obras de la década del sesenta de Rómulo Macció son muy deseadas y Roldán, que tuvo muy buenas ventas, logró un gran precio por una de sus obras. Un artista nuestro que tiene valor internacional es el querido Nicolás García Uriburu, quien nos dejó el año pasado, 30 de sus obras, en especial del tema de Ombúes, fueron vendidas este año y el mayor precio fue en Nueva York por una ecológica vista del Museo Guggenheim.

El valor promedio de una obra de Arte nacional es de u$s 4000, frente al promedio del arte internacional que es de u$s 40.000, es decir que nuestros artistas valen solamente el diez por ciento que los autores internacionales, esto nos lleva a pensar, no sólo que nuestro arte es muy barato, sino también que lo único que puede ocurrir es que aumente su cotización. Capaz terminaron las "vacas flacas" (2011-2017) y ahora se vienen las "vacas gordas".


Feliz Año para todos.

× Inicio Deporte 9 Locales En Estudios Variete En La Calle Servicios Historia Programación Publicidad