ACTUALIDAD
Campo La exportación de carne vacuna aumentó un 34% en 2017
Economía Una familia tipo necesitó $ 17.096 en enero para no ser pobre
Mundo Siria, un infierno interminable: más de 250 civiles muertos en la peor masacre de Al Asad
Política Diputadas opositoras pedirán sesión especial para tratar proyecto para legalizar el aborto
Política Cancillería pidió una sanción a Zaffaroni en la Corte Interamericana de Derechos Humanos
Economía BCRA fijó la tasa corta de Lebac en 26,75% anual
Política El gobierno insistirá por una reforma electoral con gobernadores del PJ

El casamiento celta en Bariloche que parece salido de El Señor de los Anillos

Variete
VIERNES 09 DE FEBRERO DE 2018

En el casamiento de Darlin Berguer y Lucas Piotti no sonó reggaetón ni se comió asado. La fiesta de Bariloche que se hizo viral se alejó del estereotipo argentino y se acercó a El Señor de los Anillos. Es que la pareja es vegana y fanática de la literatura fantástica así que el rito celta les vino como anillo al dedo, explicó Darlin: "allá tienen una conexión muy profunda con la naturaleza y una ceremonia así es lo que realmente simboliza nuestro amor".

Para explicar este día de verano hay que irse hasta su encuentro que fue hace 4 años y 4 meses en un evento de fantasía en la capital de Neuquén. Ella era de la asociación J. R. R. Tolkien local, y él de la de Bariloche. Se engancharon rápido y hace un año y medio que planean su boda.

"Al ser una temática poco común, los organizadores no tenían nada", cuenta Darlin que tiene un taller de sublimaciones y vende viandas veganas. Así que no les quedó otra que ocuparse de todo. Incluyendo la ropa de los invitados, más que nada de aquellos que no son parte de grupos de recreacionismo y no tienen ropa medieval en su placard.


Además del vestuario para los 130 comensales, hicieron la decoración, los souvenirs, los centros de mesa y los banners. Las fotos para anunciar el casamiento las hicieron en el Castillo del Caballero en Villa la Angostura y sirvieron para ilustrar lo que vendría después.

La boda fue en Los Baqueanos en el Lago Gutiérrez. "Tenía todo lo que necesitábamos. Es una bahía sin viento con bosque y costa de lago. Además, el cocinero no tuvo problemas en hacernos el menú vegano que habíamos elegido", detalla la novia.


El banquete incluyó nachos de arroz con varios dips, canapés con patés de girasol y veganesa con tomates cherry y rúcula, pizzas con queso vegano, crepes con frutos rojos de la zona y hasta un candy bar vegano para los más chicos.


La ceremonia arrancó con un gaitero y la novia entró con un violinista que tocó una versión de la canción de Corazón Valiente, la película épica escocesa de Mel Gibson. La unión fue a través del handfasting, el rito del lazo típico celta. El baile de los novios fue irlandés, preparado por Sabrina González Méndez, una profesora de danza celta.


Un punto alto fue la ceremonia del árbol que simboliza cómo hay que alimentar la pareja. Con cuidado y "regado" diario. Lejos del carnaval carioca, se bailó Los Montaraces del amor, un grupo de Buenos Aires que le cambia las letras a las canciones con frases de los libros de J. R. R. Tolkien. ¿El momento más curioso? Cuando los solteros hicieron tiro al caballero, todo gracias a uno de los padrinos que hace combate histórico y se puso una armadura para que le tiraran flechas. Algo que no cualquier padrino se anima a hacer. Seguro la boda valía la pena.

Fuente: La Nación

× Inicio Deporte 9 Locales Variete En Estudios En La Calle Servicios Historia Programación Publicidad