ACTUALIDAD

Nacionales: Las ventas por el Día del Niño cayeron 3,3% | Nacionales: YPF aumentó sus combustibles y ya es la segunda vez en quince días | Economia: La industria se desplomó un 8,4% en junio, según la UIA | Economia: Precios mayoristas treparon 4,7% (acumulan alza del 47,1% en un año) |

 En vivo

Radio LT9

La extraordinaria vida de Jorge Valente

Un artista en busca de la trascendencia con la muerte pisándole los talones. Proyecto seleccionado en la categoría Producción Emergente de la Convocatoria 2017 del Programa Escena Santafesina.
Teatro y Danza
¿Son actores haciendo de Valente? ¿Es Valente desdoblado en distintas etapas de su vida o en diferentes estados de ánimo? ¿Ella es real? 
Mientras las preguntas aparecen, la obra transcurre y un devenir de momentos de la vida de Jorge Valente comienza a suceder en escena. 
Todo lo que habita la escena es parte del mundo que Valente construye. Y esa construcción es absolutamente arbitraria, pero no por eso poco clara: cada elemento (luz, vestuario, objeto) cargará con lo profundo de una emoción que obligó a Valente a ponerlo en escena.
La propuesta se esfuerza, no en confundir, sino en hacer de lo onírico un gesto político: lo que hay de real o lo que hay de ficción no es lo importante: lo importante es lo que trasciende, lo que conmueve, lo que perturba, lo que mata y lo que hace vivir. 
El remolino de situaciones se entrelazan y pone a conversar a Valente interpretando a un bañero en una película, con su propia imagen de niño desvalido y perdido en el mar; o escuchando desde el vientre materno la voz de su propio padre pronosticando su vida artística; o bailando con su amada Nina mientras un director grita: “Corte!”. 

El argumento:
La obra se construye de momentos, de retazos de recuerdos de la vida de este “artista total” que en un momento de su vida decidió hacer su autobiografía y se dio cuenta de que el papel no le alcanzaba, de que la obra debía ser corpórea, de que sería una autobiografía teatral. Este momento elegido no es casual: Valente sabe con certeza que morirá a los 59 años y algo de lo mágico que lo habita supone que arriba de un escenario, quizás, la muerte no se atreva a llevárselo. 
Es así como inventa un mundo de fragmentos de su vida, que muchas veces aparecen y lo toman por sorpresa, lo desbordan o lo ponen en conocimiento de hechos que desconocía. Y buscando este pasado, inventa un Dispositivo que le permite traer al presente sensaciones de esos momentos viejos, en un intento de que aquello no solo siga latiendo, sino que siga haciendo latir su propio corazón. 
Los recuerdos se entremezclan con construcciones presentes que, lejos de desdibujarlos, les otorgan nuevos sentidos y los estallan emocionalmente. Viejos directores de TV dando absurdas indicaciones, editores inescrupulosos y amorosos, una madre enferma y un padre que de tanta ausencia se vuelve más y más corpóreo en sueños que no son tales, unos padre y madre adoptivos desbordados por el desborde creativo de un incontenible niñito Valente que no quiere irse a dormir, un amor pasado que de tan pasado se hace más y más presente y vuelve para volvernos a aquel patio ventoso donde Jorge y Nina juegan a las escondidas entre bandadas de pájaros.
Hacer teatro para sobrevivir.
“Mi nombre es Jorge Valente. Soy artista”.
Actuar, vivir. 
Valente no se pregunta qué vino primero, porque no hay devenir de algo hacia un otro: es lo mismo.

  • 30/06/2018 22:00:00
  • 23/06/2018 22:00:00
  • 16/06/2018 22:00:00
  • 09/06/2018 22:00:00
  • La Treinta sesenta y ocho
  • San Martín 3068
  • Santa Fe

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina