Enviá tu WHATSAPP a la radio
Exclusivo LT9

Uno de los pilotos que participó del hundimiento del destructor británico Covertry, relató por LT9 cómo fue esa gesta

Jorge Nelson "Bam Bam" Barrionuevo es uno de los héroes de la Guerra de Malvinas, que estuvo como numerario el avión que hundió una de las fragatas emblemas de la flota inglesa durante el conflicto bélico entre Argentina y el Gobierno de ocupación británico en las islas del Atlántico Sur.
VIERNES 01 DE ABRIL DE 2022

Jorge Nelson "Bam Bam" Barrionuevo es uno de los héroes de la Guerra de Malvinas, que estuvo como numerario en el avión que hundió una de las fragatas emblemas de la flota inglesa durante el conflicto bélico entre Argentina y el Gobierno de ocupación británico en las islas del Atlántico Sur. 

A 40 años del inicio de la Guerra, en diálogo con LT9 el santafesino oriundo de la localidad de Rufino, contó cómo fue la operación que terminó con el destructor HMS Covertry debajo de las heladas aguas del Mar Argentino, el 25 de mayo de 1982.

"Ese 25 amaneció con la responsabilidad de continuar tratando de evitar el desembarco británico en San Carlos, que había comenzado el 21. Era la manera que teníamos de combatir porque eran los blanco que el enemigo presentaba cerca. El Grupo 5 de Caza (del que formaba parte) salió a combatir a la mañana temprano", recordó el Comodoro retirado de la Fuerza Aérea en diálogo con Osvaldo Medina en Primera Mañana. 

Barrionuevo dijo que en esa mañana las aeronaves del jefe de operaciones, Hugo del Valle Palaver, y del capitán Jorge García, fueron derribadas al cruzar por un piquete de radar, a unos 30 kilómetros de la isla Borbón, al norte de la Gran Malvina. 

"Con esta información, el comandante de la Fuerza Aérea Sur ordenó neutralizar ese piquete. Alrededor de las 14 horas salimos dos escuadrillas de tres aviones cada una. Lamentablemente, a cada una de las escuadrillas le regresó un avión con pequeñas fallas. Entonces quedamos conformadas dos secciones: dos aviones adelante, y aproximadamente dos minutos atrás, otra sección más", relató.

El capitán Pablo Carballo, el alférez Jorge Barrionuevo, el teniente Carlos Rinke y el primer teniente ]
Mariano Velasco del Grupo 5 de Caza en la base de Río Gallegos. 
Créditos: Infobae.


Y agregó: "Hicimos el vuelo sin problemas, había que volar casi 500 kilómetros arriba del agua. Nosotros sabíamos que en caso de tener algún problema nadie nos iba a poder rescatar. Los aviones tenían más de 16 años en el país, y su uso en EEUU. Una guardia desde la isla Borbón nos informó sobre el lanzamiento de dos misiles, con esa información fuimos a la tarde las dos escuadrillas".

Cuando el capitán Carballo, a cargo de la primera sección, ingresó al mar "nos avisa a los que veníamos atrás que los buques estaban en el lugar previsto". Este primer escuadrón iba a atacar a la fragata ubicada  la izquierda: "Le estaban tirando con todo, hay una foto muy emblemática de la guerra donde se ven dos aviones atacando una fragata, que era la Broadsword, y que le impactaban adelante los proyectiles de cañones y ametralladoras".

"Nosotros entramos bien al oeste de la isla Borbón, ese era el último punto que teníamos que tocar de tierra firme, y salimos hacia el norte. Yo iba con mi jefe de cuadrilla, el Primer Teniente  Mariano Velasco. Había previsto en la reunión previa de qué manera íbamos a operar. Me había dicho que el iba a la derecha vigila del frente a la derecha, y el de la izquierda hace lo propio del frente a la izquierda, porque no teníamos ningún elemento para visualizar los blancos. No teníamos radar, era todo a ojo. Entramos bien rasante para que en la zona de combate no fuéramos identificados fácilmente", contó puntualmente sobre el evento heróico conocido también como una analogía de David contra Goliat, por la desigualdad de recursos. 

El excombatiente continuó con su atrapante relato: "El enemigo nos veía cerca del blanco. Hay una película de cuando Carballo entra al Mar. Creo que fue la primera vez que un buque fue hundido tan rápido por la aviación enemiga. Cuando intentaron derribarlo con los misiles, se les trabaron porque el radar confundía los aviones con las islas que estaban atrás. Así pudimos completar la misión los cuatro, a mar abierto". 

"Nosotros ya llevábamos unos 50 segundos en el mar, serán unos 11 kilómetros. A la izquierda alcancé a ver lo que yo creí que era un barco, era muy joven y nunca había operado en el mar para tener idea más o menos cómo se veía un buque allí. Vi algo gris, como una latita de sardinas, avisé y el jefe de cuadrilla hizo un viraje violento para enfrentar a los blancos. Yo venía muy cerca por inexperiencia y miedo, protegido por mi jefe", resaltó. 

La nota completa acá




NOTICIAS RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter