Enviá tu WHATSAPP a la radio
Opinión

Santa Fe gritó presente

— Hugo Sánchez

MARTES 30 DE JUNIO DE 2020

El mes de junio en el calendario de los amantes del fútbol representa una especie de idus romano, donde se recuerda con beneplácito aquellas conquistas mundialistas que nos emocionaron hasta las lágrimas y que nos sacan del alma una argentinidad muchas veces no asumida en gestas patrióticas que definieron nuestra vida. Esas marcas indelebles que llevamos en nuestro corazón corresponden a un lapso corto que nos sirvió para demostrar que alguna vez SI fuimos los mejores. Solamente ocho años fueron necesarios para que ello ocurriera. 1978 y 1986 son las referencias que a medida que pasa el tiempo y la sequía de campeonatos se hace más alarmante, se agigantan para de a poco ingresar en el camino de la leyenda. Y en su gran marquesina, estas dos gratas historias futbolísticas, colocan en el sitial principal los nombres de Kempes y Maradona, con un elenco estelar que le dio a la obra completa un toque de distinción de la mano de dos directores, maestros en los suyo: Menotti y Bilardo.

Y dentro de ese elenco multiestelar, la ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz estuvo representada por tres futbolistas que fueron imprescindibles en momentos clave de la puesta en escena. En 1978, Leopoldo Luque. En 1986, Nery Pumpido y Pedro Pablo Pasculli. Leo, que se afianzó en Unión en 1975, cuando a punto de quedar libre, el inefable Juan Carlos "Toto" Lorenzo lo rescató para el "dream team" que fue furor en el torneo doméstico. El recordado "Toto", con su inconfundible voz canchera lo aconsejó: "Luque, si Ud. me hace caso va a jugar en la selección". La sentencia se hizo realidad y Menotti lo convocó y rápidamente se ganó la titularidad. Su golazo frente a Francia fue la llave que abrió la puerta de la clasificación para la segunda ronda del Mundial 78. Una fractura en uno de sus brazos, en ese partido, lo dejó afuera hasta el famoso y polémico encuentro frente a Perú, donde sus dos goles ayudaron a conseguir la diferencia para pasar a la final. En esa final fue participe necesario de los goles de Kempes, abriendo la defensa naranja. Luque, jugador indispensable parel el primer gran logro mundialista de nuestra selección.

Nery, un auténtico "cebollita" rojiblanco, que desde su infancia se nutrió de la idiosincracia tatengue, fue escalando posiciones a través de los consejos y enseñanzas de sus técnicos, pero especialmente de un experiente arquero que llegó a Unión para jugar una temporada: Agustín Irusta. Reemplazó a otro experimentado como Biasutto y en poco tiempo su destino se encaminó a un futuro venturoso: primero Vélez y luego su gran paso a River, donde ganó todo. Menotti en el 82, Mundial de España, le hizo conocer lo que era la vida de selección. Y Bilardo, en el 86, lo catapultó a la titularidad para que desde el arco respaldara a un auténtico equipo campeón. Pumpido fue el arquero necesario para un plan superador y a la postre victorioso.

Pedrito, un humilde chico del Barrio Centenario, desde pibe recaló en lo que en ese momento era su segunda casa: el Club Atlético Colón. Los sencillos pero sabios consejos de Carlos Zuliani, un técnico abonado a las inferiores, fueron el reflejo que siempre siguió el goleador sabalero.

Rápidamente mostró sus cualidades y en poco tiempo Argentinos Jrs. compró su pase para hacerlo formar parte de aquel equipo que ganó la Copa Libertadores de América. Su destino al Lecce italiano, lo hizo internacional y de allí a la Selección hubo un solo paso. Su gol frente a Uruguay en octavos de final colocó a Argentina en nueva fase para enfrentar nada menos que a Inglaterra. Cuando Bilardo necesitó de sus servicios estuvo atento y diligente y frente a los "Charrúas" cumplió con creces su parte e hizo su propia historia. Pasculli fue el delantero que dijo presente bien fuerte cuando lo llamaron.

Tres historias. Tres destinos. Un objetivo cumplido: ser campeones mundiales con la camiseta de la Selección Argentina, pero con el respaldo de dos banderas. Una, rojiblanca. La otra, rojinegra. Para Santa Fe un orgullo especial.

OPINIONES RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter